6 de diciembre de 2011

Fuego

Quiero ser el fuego, con ese poder, tan lindo pero tan fuerte, es muy poderoso, pocos lo pueden controlar. Eso tiene de atractivo, que es  salvaje , radiante y destellante,  como es así. ¿Quién no querría ser el fuego? Pero también nadie se acerca mucho al fuego porque quema y a veces es tan radiante que enceguece, da miedo.
  

1 comentario: