5 de abril de 2011

Amélie ...Son tiempos difíciles para los soñadores...

 
No tengo ganas de encontrarme con cualquiera

Un buen apuntador listo tras los tragaluces ,es lo que haría falta para que un tímido tenga la última palabra.

Al menos usted nunca será un hortaliza porque hasta las alcachofas tienen corazón.

la vida no es más que un interminable ensayo,de una obra que jamas se va a estrenar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario